-----Jorge Horacio Richino - Dejando huella en Internet-----

...
-----Escritor de la Web-----Jorge Horacio Richino Verdaguer----- Dejando huella en Internet-----
Artículos relacionados con el arte, la cultura, la ciencia, otros temas de interés general, y algunos divagues.

martes, 31 de octubre de 2017

AQUÍ NO HA PASADO NADA.




Mucho lo estuve tratando
y juro que lo he intentado,
solo hay papeles tirados
con versos enmarañados.

No hay nada que pueda hacer,
no me llega ni una idea,
y no puedo concluir
tan solo un simple poema.

No es justo lo que me pasa
pues pongo todo mi empeño,
me da vueltas la cabeza
y no me aparece el genio.

Pues Señoras y Señores,
mil perdones solicito;
hubiera deseado hoy
escribir algo bonito.

Mas debo reconocer
que mi musa está extraviada
y a pesar de los esfuerzos,
aquí...aquí no ha pasado nada.



Jorge Horacio Richino
Todos los derechos reservados.

Y TUS HUELLAS ...




Tengo tu nombre clavado
en lo profundo de mi alma
y no quiero pronunciarlo
porque ya no te hago falta.


Eres recuerdo en mi vida
que lentamente se esfuma,
que ni tu rostro imagino
y tu ausencia no me angustia.


Pero -heridas que no cierran-
es un modo de decir,
pues al paso de los años
se ve que puedo seguir.


Ya transcurrió mucho tiempo
desde que no estás conmigo;
ni tu cuerpo, ni tus besos,
ni tu espíritu encendido.


Seguramente algún día
partiré hacia otro destino;
mi conciencia queda en paz
y tus huellas...quedaron en el camino.





Jorge Horacio Richino
"El Escritor de la Web"
Todos los derechos reservados.





VIVO LA VIDA SOÑANDO.



Vivo la vida soñando
en mi afán de proyectar,
lo que deseo alcanzar
para vivir mas dichoso.

Y finalmente concluyo
que con suerte y con empeño,
nada será más hermoso
que poder cumplir mis sueños.






Autor: Jorge Horacio Richino

 Todos los derechos reservados
  

MI ALMA NO TUVO PRECIO.




Recorrí las calles
de la ciudad vacía
y no encontré calor,
ni voces, ni alegría.


Fui siguiendo las huellas
para llegar a tu lado,
pero el tiempo ingrato
se las había llevado.



Tan siquiera ni pude
encontrar otra senda,
y perdido en un abismo
caí en lugares sombríos.



La calidez de tu cuerpo
se negaba a mi ruego,
y lentamente fui arrojando
mis esperanzas al fuego.



Más hundido que nunca
me enfrenté a mi destino,
para entregar mis tormentos,
mi soledad...mi delirio.



Quise traficar mi alma
en la feria de los olvidados.
Quise cobrar con afecto
pero no me pagaron.





------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino

 Todos los derechos reservados

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­------------------------------------------   

CORAZÓN FRÍO.




De mi no esperes, ingrata,
que vaya a tocar tu puerta:
"Es la puerta de un sepulcro,
pues para mi ya estás muerta".

Te lo anuncio por si acaso
tengas algún titubeo,
prefiero la sangre pura
antes que un mortal veneno.

Seguramente en tu caso
no guardes sentimiento alguno,
sin embargo he de expresarte
que en mi tampoco hay ninguno.

Recapacita en tus hechos
y podrás visualizar,
la maldad y el interés
que has sabido cultivar.

Más a pesar que comprendas
tu actitud tan propasada,
no sabrás reconocer
esa maldad tan marcada.

Por último: "Dios te ampare
el día del juicio final"
y se muera en ti la bruja
que caminó por el mal.


--------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino -
Buenos Aires, 16 de Diciembre de 2007
Todos los derechos reservados.
--------------------------------------


EL BARCO ENCALLADO,




Soy ese barco encallado
que navegó por mil mares
disfrutando de las olas
cuando no arreciaban fuerte,
cuando las velas se inflaban
alejadas de la muerte.

Pero corrieron los tiempos
y la escoria de la vida
me consumió las entrañas;
y aunque seguía flotando
sin haber tocado fondo
me vi pronto naufragando.

Una playa solitaria
empeñada en atraparme
me fue llevando despacio
hasta que pudo estancarme.
¡Que pena que da mi barco!
¡Que pena...pero ya es tarde!



Jorge Horacio Richino
"El Escritor de la Web"
Todos los derechos reservados.

NO VUELVAS A RONDAR MI CASA.



No vuelvas a pasar por mi puerta
pues te han visto merodeando mi morada,
ya se aclararon las viejas contiendas
y somos hoy dos almas separadas.

No quiero saber de ti ya nada
ni volver, alguna vez, a verte;
no me interesa lo que ya he borrado
de todos los resquicios de mi mente.

Hay tantos caminos para hacer tu ruta
que no se justifica que rondes mi casa,
menos aún si dicen que estás guapa
y no comprenden como pude perderte.

Te vuelvo a insistir para que no lo intentes,
pues si volvieras a hacerlo nuevamente
...hazme el favor de golpear a mi puerta
que hay un antiguo beso que se quedó pendiente.



Jorge Horacio Richino
Todos los derechos reservados.

martes, 24 de octubre de 2017

MUJER NIÑA - Poema


MUJER NIÑA


Despliegas tu candidez
a través de la vida,
sin saber de maldades
aunque a veces lastimas.

Ingenua y volátil,
pareces perdida,
en una nube rosa
que te guarda encendida.

Alelada en tus cosas
por indomables duendes,
discurres tu camino
entre flores y fuentes.

Y en ese balanceo
que columpia en tu mente,
te muestras tal como eres:
Mujer niña… inocente.



Jorge Horacio Richino
"El Escritor de la Web"

miércoles, 18 de octubre de 2017

Poesía "PRESENTE" del libro "FACETAS" de Atilio Veronelli - Año 1942


Libro de lectura FACETAS para alumnos de cuarto grado (año 1942) de Atilio Veronelli.


Poesía sobre Domingo Faustino Sarmiento.

¡PRESENTE!



Llueve,
del  cielo plomizo
muy rudas desatan,
vencidas las nubes,
raudales de plata.

Las iras del cielo,
el rayo que mata,
y los campos solos
se cubren de agua.

Una casa baja
de paredes blancas,
flamea en lo alto
nuestra enseña patria.

Dos hombres conversan
de cuestiones varias,
recio el temporal
en su furia ataca.

Dice el Director:
La escuela cerremos
pues nadie podria
cruzar entre el lodo
con este aguacero.

Y el maestro afable:
Esperar podemos
por lo menos uno;
uno a quien no aterre
el caer del agua
ni el rugir del viento.

Y en esas estaban
cuando ante su vista,
chorreando de agua,
la ropa empapada,
las medias caladas,
los ojos brillantes,
la mirada altiva;
dice buenos días,
se quita su capa,
se torna a su asiento
y estudia y estudia...
Domingo Sarmiento.


Ruge afuera el tiempo,
sin paz, inclemente,
y al pasar la lista
una voz se escucha
que al nombrar "Sarmiento",
contesta:  Presente!!!


Del Libro “Facetas” de Atilio Veronelli


SE DESCONOCE SI LA AUTORÍA DEL PRESENTE POEMA ES DE
ATILIO VERONELLI O SU AUTOR ES OTRA PERSONA.




"El Escritor de la Web"